Alitas de pollo: delicia hecha fritura

Hay comidas que representa un verdadero placer, este es el caso de las alitas de pollo. Esta parte del pollo despierta las más acaloradas discusiones, pues hay dos posiciones respecto a ellas: son deliciosas y que no son para nada apetitosas.

Con el objetivo de complacer gustos y hacerte cambiar de opinión sobre esta presa del pollo, hoy te contamos cómo preparar unas alitas de pollo fritas. Esta receta complacerá los paladares más exigentes y, sin duda alguna, te hará chuparte los dedos con placer.

La búsqueda de los ingredientes

El secreto detrás de un suculento platillo son los ingredientes que empleamos, con ello nos referimos a que debes hacer uso de productos frescos y de calidad; pero sumado a ello también debes hacer una buena manipulación de los mismos.

A continuación te contaremos como hacer unas deliciosas alitas de pollo fritas y los ingredientes que necesitas para prepararlas:

  • 1 kg. de alitas de pollo
  • Sal
  • Pimienta
  • Especies
  • Salsa barbecue (puede ser normal o picante)
  • Aceite

Un platillo sencillo y delicioso

Si eres de buen comer seguramente desearás saber cómo preparar unas suculenta alitas de pollo fritas. En esta ocasión te enseñaremos cómo hacer este platillo, pero con un suculento extra: bañadas en salsa barbecue.

  • Lo primero que deberás hacer es lavar muy bien las alitas de pollo, pero ¡cuidado! No quietes el pellejo, en esta ocasión es muy importante que tus alitas lo conserven.
  • Lo siguiente que debes hacer es adobar las alitas de pollo con la sal y la pimienta. Para los amantes de las especies y los aliños, en esta oportunidad tienen carta blanca para emplearlos.
  • Una vez adobadas, el siguiente paso es bañar las alitas en la salsa barbecue. La invitación es para que las dejes sumergidas en esta salsa por unos 30 minutos, aproximadamente, y de esta forma lograr una mejor adsorción.
  • Pasado ese tiempo, en una sartén coloca el aceite y cuando esté bien caliente, procede a agregar las alitas de pollo. OJO: Evita lanzarlas para que el aceite no salpique.
  • Deja que se cocinen completamente, pero no permitas que se tuesten, por completo, pues en esta ocasión el placer está en la suavidad de su carne.
  • Elimina el exceso de aceite con ayuda del papel adsorbente.

Sin duda alguna, esta es una receta muy sencilla y muy deliciosa, por lo que te garantizamos que no dejarás ni una alita en el plato y si te gustan las tapas como esta te invito a tapear en Madrid a Taberna La Gaditana, una de las mejores taperías en Madrid.

Cocina y Gusto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *